Atrás

Convenios Colectivos

  1. Una asesoría nos plantea qué convenio colectivo debe aplicar una empresa que se dedica a varias actividades distintas. Desea saber si debe utilizar el convenio colectivo aplicable a la actividad "principal" de la empresa (aquella que en su día era la única y que actualmente es la que se recoge en el objeto social de la sociedad), o si bien, debe utilizar el convenio colectivo que sería aplicable, a aquella actividad que en la actualidad tiene un mayor volumen de negocio.

    Partiendo de la idea básica e indiscutible de que el convenio aplicable a una empresa debe ser aquel que corresponde a esa actividad, la cuestión que se ha de plantear es cómo se determina la actividad en aquellos supuestos en donde la empresa desarrolla distintas actividades.

    Ha sido el Tribunal Supremo el que ha resuelto estas cuestiones en diversas sentencias. Este entiende que no puede ser la actividad objeto social, la que determine el convenio a aplicar; ya que con ello se permitiría al empleador modificar el convenio aplicable, con el simple hecho de cambiar el objeto social.

    El Tribunal Supremo observa que "en el interior de la empresa, y en relación con sus trabajadores, lo relevante y decisorio es la actividad real que aquélla desempeña, y en la que intervienen los empleados con motivo de la prestación de sus servicios". Es por ello, que "en definitiva, lo determinante para determinar el convenio aplicable será la actividad real preponderante, a cuyo efecto, habrá de valorarse, principalmente, la actividad organizativa, productiva y económica de la empresa". (STS 10 de julio de 2000).

    Ante esto, podemos decir que no se puede establecer una norma concreta para determinar qué convenio se ha de aplicar, sino que habrá que analizar las circunstancias concretas de cada situación para determinar cuál es la actividad preponderante. Para ello, se tendrá que tener en cuenta entre otras, el volumen de ventas de cada actividad, la cantidad de tiempo empleado, así como de materiales, trabajadores, etc.

  2. Una trabajadora escribe a nuestra dirección de correo-e: ¿Como podría saber a que convenio pertenezco? La empresa no me da esa información y la gestoría tampoco

    En el contrato de trabajo deberá figurar el Convenio Colectivo aplicable a la actividad que desarrolla la empresa para la que trabaja.

    El Art. 2 del Real Decreto 1659/1998, de 24 de julio señala:

    Art. 2 .- En las relaciones laborales incluidas en el ámbito de aplicación del presente Real Decreto, el empresario deberá informar por escrito al trabajador sobre los elementos esenciales del contrato de trabajo y las principales condiciones de ejecución de la prestación laboral.

    Tal obligación se entenderá cumplida cuando tales elementos y condiciones figuren ya en el contrato de trabajo formalizado por escrito que obre en poder del trabajador. Cuando el contrato de trabajo formalizado por escrito contenga solo parcialmente la información relativa a los citados elementos y condiciones, el empresario deberá facilitar por escrito al trabajador la información restante, en los términos y plazos establecidos en el presente Real Decreto.

    1. La información a que se refiere el apartado anterior incluirá, al menos, los siguientes extremos:
      1. La identidad de las partes del contrato de trabajo.
      2. La fecha de comienzo de la relación laboral y, en caso de que se trate de una relación laboral temporal, la duración previsible de la misma.
      3. El domicilio social de la empresa o, en su caso, el domicilio del empresario y el centro de trabajo donde el trabajador preste sus servicios habitualmente. Cuando el trabajador preste sus servicios de forma habitual en diferentes centros de trabajo o en centros de trabajo móviles o itinerantes se harán constar estas circunstancias.
      4. La categoría o el grupo profesional del puesto de trabajo que desempeñe el trabajador o la caracterización o la descripción resumida del mismo, en términos que permitan conocer con suficiente precisión el contenido específico del trabajo.
      5. La cuantía del salario base inicial y de los complementos salariales, así como la periodicidad de su pago.
      6. La duración y la distribución de la jornada ordinaria de trabajo.
      7. La duración de las vacaciones y, en su caso, las modalidades de atribución y de determinación de dichas vacaciones.
      8. Los plazos de preaviso que, en su caso, estén obligados a respetar el empresario y el trabajador en el supuesto de extinción del contrato o, si no es posible facilitar este dato en el momento de la entrega de la información, las modalidades de determinación de dichos plazos de preaviso.
      9. El convenio colectivo aplicable a la relación laboral, precisando los datos concretos que permitan su identificación.

    Artículo 6. Plazos de información.

    1. La información general a que se refiere el artículo 2 deberá ser facilitada por el empresario al trabajador en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de comienzo de la relación laboral.

    Independientemente de lo anterior, si se pone en contacto con nosotros, facilitándonos la actividad y/o nombre de la empresa, le indicaremos el Convenio aplicable.